En la sexta edición del premio Pictet dedicado al tema Disorder (trastorno), el secretario general de la ONU y el ex presidente de honor del Prix Pictet, Kofi Annan, han entregado el galardón a la artista francesa Valérie Belin. Con un valor de 100.000 francos suizos, patrocinado por el Grupo Pictet en Suiza, el premio se atribuye cada año a un fotógrafo cuyo trabajo denuncie los apremiantes problemas sociales y ambientales. En palabras de la autora, “la fotografía me ofrece la posibilidad de sondear las fronteras evanescentes entre la realidad y la ilusión, para revelar el profundo supernaturalismo de mi trabajo”.

Sus sutiles imágenes pictóricas, llenas de capas y dobles sentidos, remiten a la pintura, especialmente en la serie fotográfica seleccionada para este premio, titulada Still Life (2014). Los inquietantes bodegones contemporáneos incluyen objetos banales relacionados con la cultura del consumo, dentro del género clásico de las vanitas o memento mori. Según Belin, “representa una especie grotesca de la inmortalidad por su naturaleza no biodegradable, una inmortalidad que, se podría decir, está matando lentamente el planeta”. Belin expone junto con los once artistas preseleccionados: Ilit Azoulay (Israel), Valérie Belin (France), Matthew Brandt (USA), Maxim Dondyuk (Ukraine), Alixandra Fazzina (UK), Ori Gersht (Israel), John Gossage (USA), Pieter Hugo (South Africa), Gideon Mendel (South Africa), Sophie Ristelhueber (France), Brent Stirton (South Africa) y Yang Yongliang (China). La exposición itinerante, que viajará a MAXXI, Roma y otras instituciones internacionales, actualmetne se puede ver en el Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, hasta el 13 de diciembre de 2015.

(MAM Musée d’Art Moderne de la Ville de Paris, hasta el 13 de diciembre de 2015)