Hasta el próximo enero se puede visitar en el Centre Pompidou la exposición de los cuatro finalistas del Premio Marcel Duchamp: Maja Bajevic, Joana Hadjithomas y Khalil Joreige, Charlotte Moth y Vittorio Santoro, han sido los artistas que han resultado seleccionados y sus obras ya forman parte de las colecciones del museo parisino. Así pues, el Centre Pompidou en colaboración con Adiaf ofrece al público la oportunidad de conocer el panorama artístico francés y descubrir las reflexiones de cada uno de estos creadores, que este año gira en torno a la naturaleza de la imagen, la poética del archivo y la genealogía oculta del objeto y las palabras.

Maja Bajevic presenta una instalación en la que el sonido hipnotizante del que sólo se reconocen algunas notas sumerge al público en un universo del pasado. La artista lo define como “un deseo sumido en el olvido, un deseo que no deseamos o que hemos dejado de desear”. Un estante de laboratorio soporta 32 ampollas distintas en el centro de la instalación, todas ellas parpadeando en código morse a la vez que se recitan textos relacionados con utopías olvidadas o descartadas. Por su parte, Charlotte Moth considera en su trabajo la polisemia del Pompidou como sitio físico y como marco conceptual. En su instalación reflexiona sobre la escultura y su relación con el espacio y la luz del modernismo. Mientras, Vittorio Santoro ha diseñado Une porte doit être ouverte ou non fermée, una instalación que funciona como una caminata cronológica y un rito iniciático. Momentos esculpidos, construidos a partir de formas familiares, un rito que lleva al público lejos del lenguaje, donde surgen las contradicciones entre lo vivido y el pensamiento. Esta instalación no está específicamente en el Centre Pompidou, sino en nueve puntos distintos de la ciudad de París. Por último, Joana Hadjithomas y Khalil Joreige presenta el proyecto Discordances/Uncomformities, siguiendo con sus estudios sobre la escritura de la historia y la construcción de los imaginarios, que despliega la técnica de extracción de muestras del subsuelo terrestre, llamada sondeo con testigo.

(Prix Marcel Duchamp en Centre Pompidou, París. Desde el 27 de septiembre hasta el 8 de enero de 2018)