El trabajo de Denise Scott Brown, arquitecta sudafricana que durante años contribuyó por igual a diseñar y realizar las creaciones de otro gran arquitecto, Robert Venturi, nunca fue reconocido cuando, en 1991 se hizo entrega del Pritzker Prize a su socio y pareja. El galardón se entregó únicamente a Venturi como también ha sucedido recientemente cuando se ha premiado a Wang Shu pero no a su socia y esposa Lu Wenyu.

Para que este tipo de injusticias, que más allá de los premios se producen a diario en cualquier trabajo, no se sigan repitiendo las estudiantes de diseño en Harvard Caroline James y Arielle Assouline-Lichten han iniciado una petición a través de la plataforma Change.org para que se le otorgue este premio con carácter retroactivo.

La petición ya ha superado las 10.000 firmas y la han apoyado otros premios Pritzker como Zaha Hadid, Rem Koolhaas o herzog & De Meuron entre otros. La secretaria ejecutiva del premio Martha Thorne ha hecho pocas declaraciones pero ha informado de que en mayo, cuando se reuna el jurado para la entrega del premio a Toyo Ito, se tratará el tema y se planteará la posibilidad de otorgar el premio a Scott Brown y, así, hacer justicia.

Imagen: Retrato de Denise Scott Brown.