El artista Richard Prince demandado por el fotógrafo Patrick Cariou por utilizar sus fotografías de la serie Yes, Rasta (2000) y transformarlas para crear su propia serie Canal Zone. Tras perder un primer juicio en 2011, el artista apeló y ahora ha conseguido que el tribunal reconozca la originalidad de su propuesta y falle a su favor desestimando la demanda de Cariou.

La serie Canal Zone se expuso en la Gagosian Gallery y se vendió por cerca de diez millones de dólares.