La exposición Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro supone una relectura de las colección del Museo Lázaro Galdiano y de la Colección DKV Seguros, con la colaboración de Casa de Velázquez (donde se exhibirá por primera vez la obra Intervallum de Manu Blázquez). Más de 50 piezas de 33 artistas contemporáneo componen el recorrido que el público realizará a lo largo de las cuatro plantas del museo para visitar videoinstalaciones, dibujos, obras escultóricas, pictóricas, fotográficas, etc; las cuales representan la variedad de la Colección DKV y que interconectan el pasado y el presente del museo. En la muestra se podrán ver trabajos de Bernardi Roig, Eugenio Ampudia, Juan Manuel Castro Prieto, Patricia Dauder, Ignacio Llamas, Cristina Lucas, Nico Munuera, Alain Urrutia, Pablo Valbuena o Rosana Antolí. La muestra, comisariada por Alicia Ventura y Amparo López, comienza en la planta baja, cuyas obras seleccionadas (de Karmelo Bermejo, Nuno Nunes-Ferreira, Nico Munuera y Guillermo Mora) aluden a una idea de trabajo en proceso. En la primera planta se presenta el trabajo de Alain Urrutia, José Ramón Amondarain, Pablo Valbuena, Xisco Mensua o Rocío Garriga, entre otros. En ella se recogen tanto obras conectadas con el baile, con carácter perfomativo, como una selección de retratos de Bernardi Roig. En esta misma planta es también donde se puede ver la ya citada exposición Intervallum. La selección de fondos de papel de la Colección DKV están presentes en el despacho de José Lázaro, que es la última sala de la primera planta, e incluye los trabajos de Juan Zamora, Chema López o Almudena Lobera.

En la segunda planta, la exposición torna a un carácter más privado, un tono más emocional y nostálgico marcado por la obra de Pep Fajardo (inspirada en Erik Satie). Ignacio Llamas y Sergio Luna hacen lo propio con una instalación de casa de muñecas para adultos y con lo efímero del tiempo, respectivamente. Antiguos dormitorios también son ejes centrales en la exhibición, con elementos botánicos como en los dibujos de Señor Cifrián o con fotografías de Juan Manuel Castro Prieto. Y, por último, en la tercera planta se recogen obras que guardan gran relación a su actual uso, con el trabajo de Patricia Dauder sobre los procesos de erosión o el de Christian García Bello sobre el refugio como construcción humana. La exposición estará abierta hasta el 15 de enero de 2017.

(Rehabitar el espacio: presente, pasado y futuro en el Museo Lázaro Galdiano, Madrid. Del 23 de septiembre al 15 de enero de 2017)