El Gobierno vasco concede cada año los premios Gure Artea que en esta ocasión han recaído sobre la artista Esther Ferrer (San Sebastián, 1937), premiada por su trayectoria; junto al artista Sergio Prego (Hondarribia, 1969), reconocido en la modalidad de actividad creativa por el carácter experimental y arriesgado de sus obras que se remontan, las primeras, a los años 90 y que gracias al impulso y el apoyo de Arteleku Prego y otros creadores de su generación terminaron consagrándose y exponiendo por todo el mundo. El tercer premiado ha sido Xabier Sáenz de Gorbea (Las Arenas, 1951) galardonado tanto por su faceta de crítico de arte como de comisario, destacando su promoción del arte vasco con muestras dedicadas a creadores como Tellaeche, Lucarini, Oteiza o Basterretxea entre otros. Ferrer y Prego recibirán un premio de 25.000 euros mientras que Sáenz de Gorbea recibirá un galardón de 15.000.
Imagen: Sergio Prego. Espacio vacío. Intervalo, 2009. Cortesía galería Soledad Lorenzo, Madrid.