Javier Bardém y Sonsoles Benedicto han recibido el Premio de la Unión de Actores 2010 por sus papeles protagonistas en Biutiful y La vida empieza hoy. En teatro, los galardonados fueron Gloria Muñoz y Carlos Hipólito, por Todos eran mis hijos, y en televisión, Adriana Ozores, por La Duquesa y Javier Albalá, por Pelotas.
Asunción Balaguer recibió el premio por toda una vida dedicada a la interpretación y los actores revelación fueron el niño Manuel Camacho por Entre lobos, y Bárbara Lennie por La función por hacer.
En presencia de la ministra, Ángeles González-Sinde, que hizo entrega de los premios “Protagonistas de Teatro”, Vicente Cuesta, secretario general de la Unión de Actores pidió en su discurso que la Unión se convierta “en un auténtico sindicato representativo” y sin tutela de UGT y CC.OO.