El Premio Nacional de Ilustración 2016 ya tiene poseedor: Javier Sáez Castán. El premio, dotado con 20.000 euros, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se le ha otorgado “por su creatividad y talento narrativo que implica la dimensión objetual del libro; por su capacidad para construir mundos y contagiarlos; por la calidad de sus obras, muchas de las cuales son grandes clásicos contemporáneos de dimensión internacional y por su generosidad como formador”. Castán, nacido en Huesca, ha desarrollado gran parte de su carrera como ilustrador en Alicante y anteriormente ya ha recibido distinciones internacional por sus obras -principalmente, para niños-. Algunas de estas son los de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil de México en 2004; la del Banco del Libro de Venezuela en 2005 por su obra Animalario universal del profesor Revillod; o el de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana de 2007 por Objetos ¿conocidos?