La Fundación Hasselblad ha hecho público el nombre del ganador del Premio Internacional de Fotografía 2016: Stan Douglas, fotógrafo canadiense que no sólo trabaja con fotografía sino que también destaca por el uso del video y grabación de películas. El jurado ha premiado su trayectoria porque “en el fondo de su trabajo establece un gran interés y compromiso con cuestiones de raza, género, identidad y políticas postcoloniales, mateniendo la autocrítica como un artista contemporáneo”

Nacido en Vancouver (1960) estudió en el Emily Carr College of Art + Design y a principios de los años ochenta comenzó a trabajar con instalaciones y películas y a partir de 1992 trabajó para televisión con Monodramas. Ese mismo año, su obra Hors-Champs sobre los músicos de jazz afroamericanos emigrados a Paris en 1960, se expuso en el Centro Georges Pompidou. Sus fotografías sobre Detroit, el declive de la industria y el empobrecimiento de la población fueron el inicio de sus investigaciones sobre las urbes y las personas en Estados Unidos.

Además ha buscando la relación entre el cine, la performance y la fotografía, ha participado en la Bienales de  Whitney,  Berlin, Sao Paolo, Venecia, Documenta 2002 y ha expuesto en el Haus der Kunst de Munich o en el The Studio Museum en Harlem entre otros muchos

El premio asciende a 110.000 euros y una exposición en octubre en el Hassenblad Center. El jurado ha estado formado por: Roxana Marcoci, Chair (comisaria de fotografía del MOMA), Elvira Dyangani Ose (Comisaria independiente y profesora de cultura visual en la Universidad de Londres), Florian Ebner (director de fotografía en el Museum Folkwang, Essen), Duncan Forbes (Codirector y comisario del Fotomuseum Winterthur) y  Clare Grafik (directora de exposiciones de la Photographers’ Gallery, Londres)