El Premio Internacional de la Fundación Hasselblad ha dado a conocer al galardonado de 2015. El alemán Wolfgang Tillmans recibe 110.000 euros, de uno de los premios más reconocidos internacionalmente. Las nuevas direcciones que ha sabido buscar Tillmans para la disciplina fotográfica, además de sus imágenes comprometidas políticamente y sus juegos con la escala, formato y representación, son algunos de los puntos que destaca la organización para otorgarle el premio. Se trata de una gran noticia para Tillmans, cuyo trabajo investiga los conceptos básicos de la fotografía y la realización de instalaciones, reivindicando lo directo y lo auténtico. En 1998 pudimos ver su trabajo por primera vez en España en el Museo Reina Sofía y es el primer artista no británico en recibir el Premio Turner (2000).

El jurado, compuesto por un equipo de profesionales del sector artístico, contaba con Simon Baker (comisario de fotografía en la Tate Modern de Londres), Irina Chmyreva (comisaria de proyectos fotográficos en la Fundación IRIS de Moscú), Katerina Gregos (comisaria independiente y directora artística de Art Brussels), Roberto Koch (editor de Contrasto Books) y Roxana Marcoci (comisaria de fotografía del MoMA de Nueva York).

La Fundación Hasselblad, establecida en 1979 con el impulso de Víctor y Erna Hasselblad, busca promover la educación, la ciencia y la investigación fotográfica. Su premio anual es uno de los más reconocidos internacionalmente y cuenta entre sus premiados en ediciones anteriores con artistas de la talla de Henri Cartier-Bresson (1982), William Eggleston (1998), Cindy Sherman (1999), Jeff Wall (2002), Nan Goldin (2007), Graciela Iturbide (2008), Sophie Calle (2010) o el español Joan Fontcuberta (2013).


Imagen: Wolfgang Tillmans. Vista del Walker Art Gallery, Liverpool, 2010.