La primera exposición en Portugal de la iraní Monir Shahroudy se celebra en la Fundación Serralves hasta enero. Cuarenta años de producción y trabajo en torno a la geometría que comisaría Suzanne Cotter, directora del Museo de Arte Contemporáneo de Serralves. La muestra se centra en su producción escultórica y sus dibujos, donde la abstracción geométrica es la gran presente, y que fue su carta de presentación en las piezas que presentó en el pabellón iraní de la Bienal de Venecia en 1958. Una evidente influencia de la estética islámica y conceptos como progresión, repetición e infinitud son partes esenciales del trabajo de Shahroudy, que fue también colaboradora en las ilustraciones de Andy Warhol. Bajo el título Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Posibilidad Infinita. Dibujos y obras con espejos 1974-2014 se presentan las piezas, muchas de las cuales pertenecen a la colección de la propia artista, no expuestas desde 1970. Obras sobre yeso, con materiales como madera y espejos, de grandes formatos, que rescatan su trabajo desde mediados de los 70. Las distintas etapas de su producción pueden verse también en la evolución de su estilo, marcado por experiencias biográficas como el exilio forzado en 1979 tras el triunfo de la Revolución Islámica. Este hecho define la esencia del trabajo de Shahroudy, que se muestra también con el estreno del nuevo documental dirigido por Bahman Kiarostami y coproducido por la comisaria iraní Leyla Fakhr, sobre los grandes cambios políticos que vivió en los países donde ha trabajado y que han marcado su obra. La exposición en la Fundación Serralves es una oportunidad para visitar de cerca el trabajo de la artista iraní que el 2015 expondrá en el Solomon R. Guggenheim en Nueva York. (Monir Shahroudy Farmanfarmaian: Posibilidad Infinita. Dibujos y obras con espejos 1974-2014, Museo de Arte Contemporáneo de Serralves, Porto. Del 9 de octubre de 2014 al 11 de enero de 2015).

Imagen: Monir Shahroudy Farmanfarmaian, Untitled, 1976.