Ni más ni menos que seis exposiciones han renovado todas las salas del Palais de Tokyo este mes de febrero. Le bord des mondes (el borde de los mundos) explora las múltiples posibilidades de la creación artística y acoge a aquellas personas creativas de fuera del mundo del arte cuya obra parece pertenecer a esta estela, gracias a su profundidad, belleza y singularidad. Estos artistas son tan diversos y variados como sus obras, desde visionarios o inventores a poetas y piratas, que desafían los límites de la práctica artística, tal y como el mismo Marcel Duchamp planteaba cuando se preguntaba si “¿se pueden hacer obras de arte con trabajos que no son de arte?”. Takis. Champs magnétiques es la exposición que rinde homenaje al trabajo del nonagenario escultor e inventor Takis. En su búsqueda por explorar los intersticios entre arte y ciencia, el Palais de Tokyo muestra su trabajo, muy interesado en la energía de los campos magnéticos. Nacido en Atenas en 1925, el artista se siente cómodo entre escultura y performance, usando materiales como varillas metálicas o imanes. Su obra se mueve entre la arquitectura, la filosofía, la ciencia cinética y la belleza de unas piezas estéticamente influidas, entre otros por Giacometti y Calder. Por su parte, la exposición Foreign office de Bouchra Khalil aborda cuestiones como la historia colectiva, especialmente las relaciones entre la historia colonial y poscolonial, las migraciones, la geografía y los relatos que resultan del imaginario colectivo. Para esta muestra, el artista presenta una serie de nuevas películas, fotografías y diversos documentos, producidos en Argelia, investigando los discursos de resistencia de minorías revolucionarias. Paralelamente a estas tres exposiciones, se han abiertos los demás espacios del centro, con proyectos de menor tamaño y site specific con Marie-Luce Nadal y Clément Richem en Les Modules – Fondation Pierre Bergé – Yves Saint Laurent, y Michael Riedel en Point Perché, una de las salas de acceso que se intervienen periódicamente. No cabe duda de que tenemos múltiples opciones para disfrutar del arte en el centro de París. (Renovación de todas las salas del Palais de Tokyo, París. Desde el 18 de febrero de 2015).


Imagen: Kawakami Kenji. Le bord des mondes.