Se presentan dos nuevas exposiciones en el MALBA, Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, que serán las apuestas para el verano. Por un lado se inaugura Polesello joven 1958-1974, comisariada por Mercedes Casanegra; se trata de una exposición antológica de Rogelio Polesello (Buenos Aires, 1939-2014), y se incluyen obras históricas, pinturas y acrílicos, producidas desde finales de los 50 hasta mediados de los 70. En total 120 piezas de colecciones públicas y privadas de Argentina y Colombia. Con esta muestra se busca “saldar una deuda pendiente en el estudio del desarrollo artístico del artista”, incluyendo sus comienzos, así como producción poco estudiada hasta ahora. Por otro lado, Agustín Pérez Rubio, director del centro, comisaría Memorias imborrables. Una mirada histórica sobre la Colección Videobrasil, que se presenta en la Sala 1 del MALBA, en el Espacio Cultural de la Embajada de Brasil y en la Sala de exposiciones de la Universidad Torcuato Di Tella. Se trata de una revisión de acontecimientos históricos controvertidos y conflictivos a partir de las perspectivas personales de renombrados artistas internacionales como Akram Zaatati y Walid Raad (Líbano); Coco Fusco (Estados Unidos); Bouchra Khalili (Marruecos); León Ferrari (Argentina); Rosângela Rennó (Brasil); Carlos Motta (Colombia) y Jonathas de Andrade (Brasil), entre otros. Esta exposición es el resultado de la invitación de Solange Farkas, comisaria, fundadora y directora de la Asociación Cultural Videobrasil a Agustín Pérez Rubio, que eligió 18 trabajos de la colección con fuerte contenido político y social. (Polesello joven 1958-1974 / Memorias imborrables. Una mirada histórica sobre la Colección Videobrasil, MALBA, Buenos Aires. Desde el 26 de junio de 2015).

 

Imagen: Rogelio Polesello. Laca Nº7, 1967.