Finalmente La esclusa (1824) de John Constable se ha vendido por 27,9 millones de euros en la sede londinense de Christie’s. Como ya anunciamos hace unos días pertenecía a la colección privada de la baronesa Thyssen, que lo ha sacado a subasta para “obtener algo de cash”, del total de la venta, 24,8 millones de euros. Esta acción de venta ha suscitado una gran polémica y ha provocado la dimisión de Norman Rosenthal, patrón del museo Thyssen, que ha publicado una carta en el diario inglés Daily Telegraph anunciando su marcha del consejo asesor del Museo Thyssen y ha declarado que la venta del cuadro “representa una vergüenza moral de las personas a las que concierne, en especial a Tita“. Francesca Thyssen también ha tenido palabras para esta acción señalando que la venta del cuadro supone una falta de respeto a su padre y que la baronesa ha priorizado sus necesidades financieras ante todo. Finalmente, y aunque Carmen Cervera ha insistido en la pena que siente por desprenderse de este lienzo, tras esta venta ha conseguido algo de liquidez.