En un momento en el que la industria turística parece ser el único sector al que agarrarse ante el tsunami económico que vivimos, y cuando el arte atraviesa su peor momento en cuanto a apoyos gubernamentales, se presenta un informe (Publica 14) sobre las motivaciones y los intereses de los turistas chinos, esa marea aún por llegar y que parece que será la salvación de muchas economías. Pues bien, el turismo oriental, y mucho nos tememos que el turismo en general, viene a España por su clima, sus playas y su comida. La seguridad es algo muy valorado, pero curiosamente la cultura esta en el quinto lugar. Es decir les interesa más el real Madrid y sus figuras que el Museo de El Prado, el Barcelona Club de fútbol y el flamenco ( si, todo revuelto) que el Patrimonio cultural de un país como España que atesora el segundo patrimonio cultural más importante de Europa después de Italia. El arte figura en el quinto puesto entre los motivos que les pueden interesar visitar España, el teatro es el séptimo / más lógico si se tiene en cuenta que el idioma es esencial). Por supuesto les interesa más la gastronomía, aunque al final la mayoría (80%) va a restaurantes chinos, como cualquier otro turista busca algo familiar. Solo el 7% considera a España como un país de gran interés cultural, lo que una vez más, sin duda alguna, es responsabilidad de la comunicación oficial, que desprecia el arte y la cultura española; y que seguramente ellos también prefieren las playas y la gastronomía.