Parece que aún no hemos aprendido a diferenciar entre arte y sexo, y mucho menos a aceptar que la fotografía de un desnudo es equiparable al desnudo en una pintura. Sorprende que esta vez la polémica venga de Viena, es decir de Europa, allí la lluvia de quejas por el anuncio de la nueva muestra en el Leopold Museum titulada Nude men from 1800 to Today -y en la que como su título indica es de esperar ver desnudos- ha llevado a censurar las partes púdicas de los hombres desnudos que aparecen en la fotografía:Vive la France una obra de Pierre et Gilles, con tres chicos desnudos en un campo de fútbol, que ha sido publicada por destacadas publicaciones. Aún así parece que la crítica se limita a la publicidad y a la opinión del ciudadano de a pie, ya que no hubo quejas por parte de los visitantes a la muestra donde incluso se pueden ver imágenes explícitas de hombres en actos sexuales. Quizás el desnudo masculino como ha comentado el director del museo es menos tolerable en espacios públicos como las vallas y mupis de publicidad donde a menudo vemos mujeres escasas de ropa o sin ella, así que la pregunta es ¿dónde están los límites de lo púdico y lo impúdico?

Imagen: Pierre et Gilles.Vive La France, 2006.