“Un sendero es un lugar. También es un camino que va de un lugar a otro, de aquí hasta alli y vuelve nuevamente”. Así describía Richard Long (Bristol, 1945) su paseo por un sendero de Pontevedra en 1999. Y esa es precisamente la base de su trabajo, el paseo por la naturaleza, entre bosques, senderos, planicies, desiertos. Una viaje al encuentro de la naturaleza de la forma más sencilla y tradicional del hombre: a través de sus pasos. Este artista británico comenzó a crear sus esculturas en los años sesenta convirtiéndose en uno de los mayores representantes del land art y del site specific.

Mediante piedras, maderas, ramas y demás elementos, Long crea nuevos entornos en un proceso acumulativo e igualmente sencillo. Lo que siempre ha estado entre nosotros, la eterna naturaleza, cobra un nuevo significado con su obra: círculos concéntricos en un bosque irlandés o en un desierto de Mongolia, una línea recta en la Patagonia argentina o en el Himalaya. Todas sus obras desprenden una innegable espiritualidad que ahora expone el CAC de Málaga mediante obras escultóricas, fotografías, dibujos y textos escritos por el artista británico en Cold Stones. Una veintena de obras que intentan abarcar los casi treinta años de profesión de Long. Una acción sobre “el espacio, la localidad, el tiempo la distancia y la medición”

(Richard Long. Cold Stones. CAC Málaga. Desde el 13 de mayo hasta el 21 de agosto de 2016)