El Museo Reina Sofía presenta el seminario Piedad y Terror. Picasso en guerra, que tendrá lugar los días 5, 18 y 24 de abril y el 4 de mayo en el Edificio Nouvel del museo. Este ciclo de conferencias y seminarios se centra en la figura de Picasso a través del miro prometeico del artista moderno. Este seminario argumenta que la relevancia contemporánea de Picasso, así como la modernidad, no responde a los argumentos obvios y recurrentes, sino a la capacidad del artista en conectar con el sentido y la experiencia del tiempo que ha caracterizado la mayor parte del siglo XX.

Los historiadores del siglo XX, como Eric Hobsbawn o Tony Judt, han destacado la devastación, la catástrofe, la aniquilación o la destrucción como las notas predominantes de la pasada centuria dentro de la modernidad, propiciando la aparición de una arrolladora e implacable máquina al servicio de la guerra moderna. Un de las nuevas nomenclaturas que trae consigo esta guerra moderna es la noción de daños colaterales en pos de victimas de la guerra. El bombardeo de Gernika de 1937 se considera uno de los primeros ejemplos de esta nueva maquinaria bélica y su fuerza de destrucción. Picasso reaccionó a este hecho pintando el icono moderno que hoy en día ondea en las calles de Alepo, Cisjordania o Bagdad, episodios recientes de los bombardeos aéreos. El Gernika de Picasso es, a su vez, un interpretación de un callejón sin salida en al relación histórica entre vanguardia y realidad social.

Este ciclo de conferencias defiende que el síntoma de guerra y su patología en el cuerpo, la psique y el espacio habitan el la obra del artista malagueño desde muco antes de 1937. Cobra presencia en la representación mutilada de la figura femenina, el la militarización de algunos retratos, la desaparición del espacio burgués, en las criaturas monstruosas… El seminario se plantea en cuatro momentos: un encuentro entre T.J. Clark, Anne Wagner y Rosario Peiró en torno a la exposición y tres conferencias a cargo de Charlie Miller, Nancy Berthier y Eugenio Carmona, que examinan la relación entre Picasso y Georges Bataille, la influencia de los medios de masas y la imposibilidad de “interpretar” de manera unívoca el Guernica respectivamente.

(Piedad y Terror. Picasso en guerra.)