El Museo Picasso de Barcelona pone de manifiesto la importancia del retrato en la obra de Picasso con su nueva exposición: Picasso. Retratos. Para la ocasión se han reunido más de ochenta obras procedentes de colecciones públicas y particulares que relevan los soportes y el abanico de estilos que el artista estableció para la representación de este género. Poner de manifiesto la importancia que el retrato ha tenido en la obra del malagueño es el principal motivo de esta muestra.

La exposición explora la evolución del retrato en la vida de Picasso, redefiniendolo a lo largo de su vida, incluso llegando a elaborar distintas caricaturas. En el campo de la caricatura se suele representar a personajes famosos, conocidos por todos, pero Picasso desarrolló este estilo representando a sus amigos y familiares, como por ejemplo Dora Maar, Guillaume Apollinaire, Jean Cocteau, Nusch Éluard, Françoise Gilot, Max Jacob, Lee Miller, Fernande Olivier, Jacqueline Roque, Olga Khokhlova, Jaume Sabartés, Erik Satie, Igor Stravinski, Miguel Utrillo y Marie-Thérèse Walter, entre otros. Otra de las curiosidades de la caricatura del artista es la de que, al no hacerlas bajo encargo alguno, tenia total libertad de decisión sobre la obra, siempre ligada a los maestros del pasado, pero con técnicas modernas.

(Picasso. Retratos en Museo Picasso Barcelona. Desde el 17 de marzo hasta el 25 de junio de 2017)