Muchos dedican sus primeros veinticinco años de vida a los estudios –hay quien nunca deja de estudiar– y, por ello, los centros de estudios toman gran importancia en el desarrollo personal y profesional de cada uno. Hay profesores que simplemente dedican sus clases a impartir lo estrictamente establecido y, sin más, no ahondan en las relaciones con sus alumnos; pero hay otros que se erigen como maestros, que son figuras elementales, ejemplos a seguir para muchos. En esta segunda categoría podríamos decir que se encuentran Bernd y Hilla Becher, el primero fue profesor en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf durante veinte años. Ahora el Museo Städel inaugura la exposición Photographs become pictures, desde el 27 de abril hasta el 13 de agosto, en la que se hace una exhaustiva revisión sobre la clase de Becher en Düsseldorf. Sus clases están asociadas a uno de los cambios más radicales en la relación del arte con sus contextos estético, mediático y económico, y es en eso en lo que se centra la muestra a través de 200 grandes obras de importantes artistas que han sido estudiantes de Becher. Volker Döhne, Andreas Gursky, Candida Höfer, Axel Hütte, Tata Ronkholz, Thomas Ruff, Jörg Sasse, Thomas Struth y Petra Wunderlich son los “estudiantes” de la escuela alemana elegidos para examinar la influencia de los Becher en ellos y en su trabajo.

En muchas ocasiones se ha llegado a hablar de la “Becher School”, concebida como una verdadera escuela que han creado Bernd y Hilla Becher a través de su influencia. A través de la muestra se pretende esclarecer si realmente esa “escuela” ha existido o simplemente fue casualidad que numerosos fotógrafos de renombre estudiaran en el momento correcto y en el lugar indicado. La exposición parte de preguntas como: ¿qué une las obras de los estudiantes con las de sus maestros?, ¿cómo difieren? o ¿cómo han influido esos artistas en nuestra concepción actual de lo que es un cuadro? Mediante el trabajo de estos nueve artistas –ya considerados como parte de la generación más influyente de fotógrafos alemanes– se mostrará al público la manera en que cambió radicalmente la fotografía artista en los años ochenta y noventa.

(Photographs become pictures en Museo Städel, Frankfurt, Alemania. Desde el 27 de abril hasta el 13 de agosto de 2017)