Dora García propone cometer una performance como si se tratara de un crimen; Yo perpetré una performance es un taller con el que abordar la acción a través de la educación, eligiendo el emplazamiento, pensando las actitudes, y sopesando posibles contratiempos. Crear un guión que se adapte a las condiciones de la performance con una de las artistas que mejor domina el lenguaje. A la planificación de la acción y su posterior perpetración se dedicará el público toda la semana que dura el taller, así como a analizar y discutir acerca de las implicaciones que conlleva este tipo de performances en las que, a pesar de estar todo calculado, el público es cautivo, ya que no existe de una manera predeterminada y el lugar en que suceden está lleno de imprevistos al tratarse del espacio público. (Yo perpetré una performance, CA2M, Móstoles. Del 13 al 17 de julio de 2015).