El emblemático actor Pepe Sancho se despidió ayer para siempre, un cáncer ha acabado con la vida del actor de 68 años. Siempre activo, la enfermedad le impidió estrenar la versión teatral de La amante inglesa, en las Naves del Matadero de Madrid hace apenas un mes, siendo sustituido por José Pedro Carrión.

Desde que en sus inicios fuera el Estudiante de Curro Jiménez (encarnado por el también recientemente fallecido Sancho Gracia), su rostro ha aparecido en numerosas series de televisión donde destaca su último papel en la serie Crematorio, basada en la novela homónima de Rafael Chirbes y su interpretación de Don Pablo Remírez en la popular y longeva Cuéntame cómo pasó que le han afianzado como uno de los actores más queridos por varias generaciones.

A finales de los 90, participó en Carne trémula, por la que ganó un Goya a mejor actor de reparto y repitió con el director en 2002 en Hable con ella; a sus espaldas deja un centenar de papeles a las órdenes de los más importantes directores españoles: Carlos Saura, Luis García Berlanga, Mariano Barroso o Vicente Aranda. Pero, Pepe Sancho también fue un gran amante del teatro clásico, actuando en los principales festivales en destacadas obras y versiones como Medea de Eurípides o Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar, autora también de la obra La amante inglesa representada en estos días en Madrid.

Imagen: Pepe Sancho en Crematorio.