Giuseppe Penone es el artista que protagoniza durante todo el verano una nueva intervención en el palacio y los jardines de Versalles. En el 400 aniversario del nacimiento de André Le Nôtre, diseñador de jardines de Luis XIV y creador de los de Versalles, Penone tuvo claro desde que se le encargó el proyecto que quería trabajar con mayor énfasis en los espacios al aire libre, aprovechando los magistrales juegos de perspectiva y percepción creados por Le Nôtre, un pionero del Land Art según el artista italiano.

Pese a que en un primer momento pueda parecer que la propuesta de Penone -instalaciones escultóricas a modos de troncos, piedras y otros elementos naturales en distintas zonas emblemáticas de los jardines como el Bosque de la Estrella o el Gran Canal- busca contrastar y chocar, mediante su estética y sus acabados orgánicos y sencillos, con la apubullante y extraordinariamente bella artificialidad y rigidez de la naturaleza modificada del Château; un acercamiento a las piezas desvela el uso de materiales como el mármol el bronce. Materiales presentes en todo el Palacio modificados por Penone para aparentar ser elementos de la naturaleza en un juego de artificio y teatralidad, que encaja a la perfección con el espíritu que encarnó Versalles. Una analogía con la que el escultor rinde homenaje a la capacidad humana para crear belleza y armonía, una propuesta elegante y en consonancia con la obra del artista italiano que demuestra nuevamente la perfecta síntesis que pueden llegar a alcanzar la contemporaneidad y la tradición.

Imagen: Vista del Gran canal con las esculturas de Penone.