El conservador jefe de Los Angeles Museum of Contemporary Art, Paul Schimmel, uno de los comisarios más valorados y reconocidos en Estados Unidos, ha sido despedido y tendrá que abandonar su puesto de inmediato. Una decisión que ha sorprendido no sólo por el prestigio que rodea al comisario, sino porque estaba inmerso en la preparación de varias exposiciones que tendrá que dejar sin terminar. Entre ellas, estaba trabajando en una retrospectiva de Richard Hamilton que, posteriormente, viajaría entre otras ciudades a Madrid por lo que su última muestra en este centró será Destroy the Picture: Painting the Void, 1949–1962. Respecto a los motivos nadie se explica las razones de su despido y sólo se especula que se haya debido a motivos económicos.