Hasta el 21 de enero de 2018 la Fondation Beyeler ha preparado una exposición sobre el artista Paul Klee. La muestra está dedicada a un aspecto poco explorado de la obra de Paul Klee, la abstracción. En la primera mitad del siglo XX, el paso de la figuración y el desarrollo del arte abstracto se convirtió en un tema clave para muchos artistas europeos. El artista suizo Paul Klee también respondió a este desafío: en las cerca de 10.000 obras que creó a lo largo de toda su carrera se pueden observar ejemplos del desarrollo de los mundos pictóricos abstractos y de los procesos de abstracción en la pintura. Los aspectos clave de las obras abstractas de Klee son, además, una parte central de toda su obra: la naturaleza, la arquitectura, la música y los caracteres escritos.

En esta exposición retrospectiva se presentan unas 100 obras de todos los períodos de la carrera de Klee -desde 1913- y reúne préstamos de numerosas instituciones de renombre y colecciones privadas en Europa y en el extranjero. Junto a grandes obras maestras, se pueden ver obras que rara vez han sido expuestas y que muestran a Paul Klee en una nueva luz sorprendente. Con un total de 20 obras, Paul Klee es el artista mejor representado en la Colección Beyeler después de Pablo Picasso. Ya que Ernst Beyeler, el fundador del museo, aglutinó unas 500 obras de Klee.

(Klee en Fondation Beyeler, Suiza. Desde el 1 de octubre hasta el 21 de enero de 2018)