La plataforma de creación contemporánea crear/sin/prisa lanzada por Cervezas Alhambra y cuyo objetivo principal es promover la filosofía de la marca: tomarse el tiempo necesario para apreciar la vida en todos sus matices mediante la colaboración con artesanos contemporáneos. Ahora presenta la tercera intervención de la mano de Álvaro Catalán de Ocón, que se une a los trabajos anteriores: Hay cosas que necesitan tiempo, de Raquel Rodrigo y Parar, de Martín Azúa, ubicadas en espacios públicos de Valencia y Barcelona. Esta vez es Madrid la protagonista, en concreto la calle Fuencarral (número 117), que acogerá una pieza única inspirada en la Alhambra cuyo título es Para.Mira.Toca, y que invita al público que pasa por la zona a detenerse, mirarla, observarla y tocarla. La instalación estará disponible hasta el 25 de junio y se ha realizado con material exclusivo que surge a partir del trabajo artesano con las botellas de Alhambra, mármol y resina coloreada.

Álvaro Catalán de Ocón es uno de los artistas de referencia en la historia del diseño español y ha creado este trabajo que se compone de una tipografía de formas geométricas tridimensionales, de un material único creado específicamente para el proyecto a partir de las botellas de Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja. Lo atractivo y especial de la instalación es que las palabras creadas (Para, Mira, Toca) sólo se pueden leer desde un único punto, un tótem de 2 metros de altura con un punto de mira, si no es desde aquí únicamente se aprecian formas geométricas. Esto obliga al espectador a interactuar con el proyecto. El artista reconoce que este proyecto es una reinterpretación contemporánea de la cerámica vidriada de la Alhambra, ya que también ha obtenido gran inspiración en sus estancias y patios, sus celosías y alicatados con motivos geométricos.

(Para. Mira. Toca en calle Fuencarral, nº 117, Madrid. Desde el 9 de junio hasta el 25 de junio de 2017)