Málaga es noticia en las últimas semanas por las múltiples aperturas que se están celebrando en la ciudad, además de la llegada de nuevos museos. Ahora se presenta El pacto invisible, con Diego Acedo, Gregorio Martínez y Jeets Dhanani a la cabeza. La combinación del espacio físico con el digital será una de las marcas del proyecto, que pretende llegar más allá de lo que se espera de una galería de arte. Los artistas que forman parte de este espacio son Pablo Márquez, Marisa González, Rufo Criado, Sofía Madrigal, Cruz Novillo, Francis Warringa y Nelson B. Herederos del proyecto de la galerista Evelyn Botella, que cerraba su galería en 2013, El pacto invisible plantea un programa de exposiciones trimestrales que comienzan con una muestra sobre el espacio y el abandono de este, desde la múltiple mirada de los artistas. El nombre y los artistas sin duda nos recuerdan a la veterana galerista que durante más de treinta años mostraba artistas contemporáneos en su espacio de Madrid; sin embargo, aquí se proponen incorporar a otros nuevos artistas en el futuro, manteniendo algunos de Botella y proponiendo otros nuevos. Su intención de acudir a ferias y que se conozca la galería es otra de las intenciones de El pacto invisible, que abre con fuerza esta semana.