La artista Berlinde De Bruyckere (Gante, 1964) ha sido elegida para representar a Bélgica en su pabellón nacional de la próxima edición de la Bienal de Venecia.
De Bruyckere se dió a conocer hace unos años gracias a sus esculturas, ejecutadas con un lenguaje muy personal -decadente y melancólico- pero, sobre todo, realizadas con unas calidades y unas materias muy evocadoras que transmiten la fragilidad del cuerpo y el carácter efímero de la vida. En muchas ocasiones De Bruyckere se inspira en esculturas, motivos y representaciones clásicos a los que despoja de su belleza canónica para reducirlos a una suerte de esquematización descompuesta de texturas y calidades. Muchos de sus trabajos parecen como si los los cuerpos de las pinturas de Bacon hubieran salido de sus lienzos y se hubiesen convertido en piedra, mármol o madera.

De Bruyckere está representada por Hauser & Wirth, ha realizado diversas exposiciones individuales y ha sido galardonada con el Premio Flamenco de Cultura a las Artes Visuales en 2009.