En la intimidad y casi en silencio se despedía el viernes pasado Juncal Ballestín (1953-2015), pintora, grabadora y escultora vitoriana. El 1978 realizaba sus primeras exposiciones individuales en la galería Eder Arte de Vitoria, en la galería Recalde de Bilbao en 1979, y en la galería Araba de Vitoria en 1980. No era amiga de las grandes exposiciones y quizás por ello su marcha ha pasado sigilosa y sin grandes titulares. Casi una década sin exponer, mostraba de nuevo su trabajo en Trayecto Galería en 2005 y 2008, y en el Centro Cultural Montehermoso. Su trabajo ha estado siempre ligado a la formación, estudiando con Rafael Lafuente en la Escuela de Artes y Oficios, y siendo después profesora en la Escuela de Bellas Artes de Bilbao. Apasionada del arte, amante de la pintura e incansable artista hasta el final, el viernes fallecía con 61 años. La creación contemporánea la despide con pesar; nos quedan sus obras como su mejor testamento visual.