El novísimo museo EYE de Ámsterdam presenta en diciembre una muestra retrospectiva del artista Oskar Fischinger, uno de los pioneros de la animación y la abstracción en el cine, un artista que experimentó con diferentes métodos técnicos en la producción de sus más de cincuenta trabajos llevados acabo desde los inicios del siglo XX hasta su muerte en 1967. Fischinger jugó un papel importante e influyente en el desarrollo de la abstracción en los inicios del cine y durante el período de entreguerras, dominando la complejidad de desarrollar ritmos, armonías, dinámicas y contrapuntos. En 1926, Fischinger comenzó a trabajar con múltiples proyectores de cine, creando los primeros entornos de inmersión cinematográfica, precursores del cine expandido. Sus películas fueron seleccionadas por Moholy-Nagy en la Bauhaus, y la mayor parte de sus estudios en blanco y negro se distribuyeron a nivel internacional. La llegada del nazismo al poder, le impidió continuar con su trabajo en la abstracción en Europa y fue invitado a Hollywood por el aclamado Ernst Lubitsch donde no encontró todo el reconocimiento deseado, abandonando su gran pasión por falta de apoyos.
La exposición incluye sus películas más importantes Fischinger y muchos originales, además de dibujos animados nunca antes expuestos, pinturas, partituras y diferentes documentos.
Imagen: Oskar Fischinger.Allegretto.