La artista francesa ORLAN ha demandado en los juzgados de París a la cantante Lady Gaga. Le reclama casi 32 millones de dólares, el 7,5% de los beneficios que la cantante ha obtenido con su último disco Born This Way. En el videoclip de la canción que da título al disco, la cantante aparece con los implantes en la cara característicos de algunas de las obras de la artista que desde hace años se somete a cirugías plásticas con las que modifica su rostro creando hibridaciones faciales con las que cuestiona la naturaleza y las convenciones en torno a la belleza canónica.

En el vídeoclip aparecen además varias cabezas de Lady Gaga que indudablemente recuerda a obras de la artista francesa como Défiguration-Refiguration. Self-hybridations précolombiennes (1998). Otras citas artísticas que se pueden llegar a rastrear en ese mismo vídeoclip son Meat Joy de Carolee Schneeman o Genital Panic de VALIE EXPORT. Del mismo modo, el famoso vestido de carne que Gaga llevó en una gala, puede asimilarse con la pieza que realizó en 1987 Jana Sterbach Vanitas: Flesh Dress for an Albino Anoretic. De este modo, lo que podría verse con algo de benevolencia como un homenaje a algunas de las artistas con los discursos y las puestas en escena más polémicas de la segunda mitad del siglo XX -lo que además le serviría para dignificar y refinar su estética-, puede salirle muy caro a la popular cantante neoyorquina aunque, si 32 millones son sólo el 7% de las ventas de uno de sus discos, puede que le merezca la pena arriesgarse.

Imagen: Lady Gaga con implantes faciales.