El emblemático trabajo de David Claerbout, Olympia, puede verse en el Museu Nacional d’Art de Catalunya hasta el 31 de diciembre presentado por la Fundación Han Nefkens y bajo el título Olimpia (la desintegración en tiempo real del estadio olímpico de Berlín en ruinas en el curso de mil años). Este trabajo consiste en una réplica generada por ordenador del Estadio Olímpico de Berlín, que se encuentra actualmente en un estado de abandono, desprovisto de intervención humana y en manos de los ciclos de la naturaleza. Así pues, Olympia invoca un ciclo de la creación a la disolución a la reconstrucción, siguiendo así la teoría de la construcción original, donde la degradación del estadio también ha sido preincorporada.

Este proyecto puede concebirse como un intento de medir la duración biológica, como si del tiempo de una vida humana se tratase, contra la duración ideológica. Además, aunque el elemento humano ha sido eliminado, este se introduce mediante la sincronía del trabajo con nuestro propio ciclo de vida. La pieza ofrece al espectador la oportunidad de ver pasar el tiempo real en un entorno que es irreal y se ve obligado a experimentar la duración personal en relación con un volumen de tiempo mayor. Para este reconstrucción digital se han utilizado las herramientas que utilizan muchos juegos virtuales aunque conceptualmente es más complejo. De esta manera, cada cierto tiempo se puede observar el crecimiento de malezas gracias al programa informático que calcula las precipitaciones, el clima y las condiciones estacionales en Berlín. Así pues, los árboles y la vegetación ocuparán gradualmente la vista hacia el estado hasta eclipsarla.

(Olympia de David Claerbout en Museu Nacional d’Art de Catalunya. Hasta el 31 de diciembre de 2017)