El artista islandés Olafur Eliasson ha desarrollado un proyecto site-specific en una fábrica de la ciudad ucraniana de Dnepropetrovsk. Titulado Dnepropetrovsk Sunrise y financiado por el magnate y coleccionista Victor Pinchuk, cuya fundación concede el Future Generation Art Prize, la singularidad de este trabajo se encuentra, no sólo en su ubicación, sino en el hecho de que la fábrica de acero se ha realizado prácticamente a la vez que la obra de Eliasson de modo que ambos proyectos han crecido y se han desarrollado e inaugurado conjuntamente por lo que la visita a la fábrica implica también un recorrido por las distintas piezas que ha llevado a cabo el artista: desde los arcos que ha situado a la entrada “Your Time Tunnel”, pasando por las figuras trazadas en su fachada “Your Heat Mural”, el pasillo de espejo que atraviesa el complejo “Your Thinking Bridge” o la espectacular instalación “Material Is Movement”, hasta la gran bola luminosa que se puede ver en lo alto del edificio y que, al ilumniarse por las noches se refleja en el río y se puede ver desde distintos puntos de la ciudad.

Un trabajo bello y poético que estetiza la dureza asociada habitualmente con una fábrica de acero, un proyecto costoso y criticado no sólo por su elevado presupuesto sino por su calado limitado y sus beneficios para la ciudad. Ante estas críticas Pinchuk ha declarado que la intervención sirve como aliciente añadido al recinto y, por tanto, para atraer a un público que de otro modo jamás iría a Dnepropetrovsk lo que, posiblemente, sí sea bueno para la ciudad.

Dado que, a pesar de todo, esta ciudad ucraniana está demasiado lejos en Guernica el británico Liam Gillick ha llevado a cabo un proyecto similar con su intervención en la antigua armería de Astra. Un trabajo hermoso y multicolor desarrollado como parte del proyecto realizado en Urdaibai Sentido y sostenibilidad sólo que, en el caso de Gillick, los colores y los motivos elegido se inspiran en el entorno y pretende fundirse y amoldarse al ambiente realizando un particular giro de tuerca de lo industrial.

Imagen: Vista de una de las intervenciones del proyecto Dnepropetrovsk Sunrise, 2012.