Carolyn Christov-Bakargiev, directora artística de la dOCUMENTA (13), ha dado la bienvenida al movimiento Occupy que se ha hecho con el espacio público de la Friedrichsplatz en Kassel y que, desde hace semanas, ha ido creciendo con cientos de acampados que han querido llevar sus reivindicaciones al lugar que actualmente constituye el punto neurálgico del arte contemporáneo. Los organizadores de este evento artístico no sólo no han pedido el desalojo de los manifestantes, sino que han aplaudido su iniciativa que enlaza con el espíritu de la dOCUMENTA de este año en el que arte y política deben ir de la mano en un mundo que se deshace y en el que el espacio público debe ser tomado por los ciudadanos para reivindicar aquello que les pertenece. En Kassel el movimiento Occupy ha pasado a denominarse Doccupy y Christov-Bakargiev ha enfatizado el modo en que los participantes cuidan y organizan el espacio en el que habitan estos días, reinventando la ciudad en torno a un nuevo orden de responsabilidad democrática.