Pedro Calapez (Lisboa, 1953) muestra en la galería Max Estrella (Madrid)
sus últimos trabajos, pinturas llenas de color que hablan de relaciones
espaciales y de paisajes y que se preocupan por los modos de ver y las
posibilidades que tienen las distintas maneras en las que podemos mirar.
Estas obras de Calapez provocan una mirada en movimiento, autoconsciente,
que circula por el espacio expositivo colisionando con otras miradas, con
miradas otras. Las superficies pintadas funcionan como espejos y devuelven
a quien mira la imagen de sí mismo ejecutando, performando, la acción de
mirar. (Del 22 de marzo al 3 de mayo.)

Imagen: Pedro Calapez.