La importancia del objeto, bien sea algo cotidiano o de contextos diferentes, es esencial para comprender el arte actual. Su simbología, su relación vincula la realidad y la ficción, lo privado y lo público. Comisariada por Sophie Golt la muestra plantea un examen de los regímenes visuales establecidos y a sus representaciones, un desafío a la colonización visual de la mirada y en definitiva plantea la construcción del “otro” en el museo. Los objetos están presentes en el arte de todos los tiempos, “objetos frontera”, en palabras de la comisaria, que trascienden los contextos preestablecidos y sus significados previamente codificados, que pueden ser contradictorios consigo mismos, que actúan como límites de significado, con una amplitud icónica que desborda su significado habitual.

Los debates y los discursos actuales entre los museos y el arte contemporáneo giran en torno al futuro de las colecciones europeas, africanas y latinoamericanas cuyos orígenes históricos están directamente vinculados a las geografías y etnografías coloniales. A la luz de la situación histórica, la práctica racista de las exposiciones mundiales y coloniales, los zoos humanos, las colecciones médico-históricas para clasificar a los humanos, las cuestiones relacionadas con la restitución de artefactos, la repatriación de restos humanos y el poder de la herencia cultural están cobrando una mayor relevancia en las políticas (museísticas) internacionales. Las obras seleccionadas de artistas internacionales plasman el interés en el futuro estatus de los objetos que fueron coleccionados en su día como piezas de una evidencia histórico-cultural, como souvenires o trofeos y que, en la actualidad, se están atribuyendo crecientemente a un Arte Mundial globalizado. Los focos y los pedestales están remplazando ahora a las vitrinas que se usaron para exhibir artefactos.

Artistas participantes en la exposición: Asunción Molino, Burning Museum, Dierk Schmidt, Emma Wolukau-Wanambwa, Jorge Satorre, Kader Attia, Lazara Rosell Albear, Lisl Ponger, Mariana Castillo Deball, Michelle Monareng, Paulo Nazareth, Peju Layiwola, Penny Siopis, Regina José Galindo y Sammy Baloji.

La exposición está realizada en colaboración con el Kunsthaus Dresden dentro del marco de Artificial Facts, un proyecto de investigación y exposiciones iniciado por Kunsthaus Dresden y apoyado por el TURN Fund (Federal Cultural Foundation) y el IfA (Institute for Foreign Cultural Relations).

(CA2M Centro de Arte Dos de Mayo, Móstoles, Madrid. Desde el 4 de noviembre de 2015 hasta el 28 de febrero de 2016)

Paulo Nazareth