El trabajo del fotógrafo Nuno Cera siempre ha estado relacionado con las posibilidades que ofrece la fotografía para hablar de ideas y conceptos. En la nueva serie de trabajos que se presenta en Pedro Cera crea un espacio de deriva del cuerpo y la mirada. Las imágenes en blanco y negro de Dérive Noir muestran solitarios espacios arquitectónicos que parecen vibrar gracias al gramaje y a la impresión sobre chapa de cinc. Cera genera interrogantes sobre el lugar real e irreal, despoblado, que esconde mil posibles narraciones.
Imagen:Nuno Cera.Dérive Noir.