Los cambios en el panorama político tras las elecciones municipales de mayo han provocado movimientos importantes en cultura. Hace unos días era Berta Sureda, hasta entonces directora de actividades públicas del Museo Reina Sofía, elegida nueva comisionada de Cultura en Barcelona, con el nuevo ayuntamiento de Barcelona en Comú; Sureda había formado parte ya de Guanyem Barcelona y de Barcelona en Comú. En la ciudad condal había trabajado ya en proyectos como la Olimpiada Cultural (1989-1992) o en el CCCB.

El último nombramiento ha sido Jesús Carrillo, que ocupaba el cargo de Responsable de Actividades Culturales del Museo Reina Sofía, y ha sido elegido Director General de Programas y Actividades Culturales por la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid. Dos profesionales de la cultura que ahora se trasladan desde el museo al cargo público para continuar impulsando la creación.