El Conservador de arte internacional moderno y contemporáneo de la TATE Modern, Nicholas Cullinan, dejará su cargo actual para sumarse al nuevo departamento de arte moderno y contemporáneo del Metropolitan Museum de Nueva York. Trabajará junto con su excompañera de la TATE Sheena Wagstaff elegida en mayo como Conservadora Jefe de este departamento en Nueva York y muy probablemente principal responsable del traslado de Cullinan a quien ha definido como una pieza clave en la renovación que se hizo hace años en el museo británico. Una renovación que Wagstaff ha confirmado que también llevará a cabo en el Met de Nueva York.