El comisario británico Charles Esche, actual director del Van Abbemuseum en Eindhoven, será el próximo comisario de la 31 Bienal de São Paulo. Luis Terepins, presidente de la Fundación que organiza la Bienal, anunciará oficalmente su nombre la semana próxima.

Su candidatura es una fuerte apuesta por una Bienal más moderna e innovadora, tras la propuesta más conservadora y museológica de Luis Perez-Oramas. Esche es conocido por sus montajes osados y extravagantes, como la exposición Picasso en Palestina en la Academia Internacional de las Artes de Palestina, em Ramallah, así como sus intervenciones en las Bienales de Estambul, Gwangju o Riwaq.

Tras dos Bienales con un marcado carácter brasileño y latinoamericano, la Fundación ha querido diversificar y probablemente ampliar la nómina de nacionalidades de artistas participantes, lo que explica la elección de un británico afincado en Holanda como comisario. Charles Esche no es un experto en arte brasileño y su especialidad tiene más que ver con la producción artística en Asia y Oriente Medio, así como con el papel que juega el arte dentro de la actual sociedad globalizada. Sin embargo, se cree que puede ofrecer una Bienal distinta y renovada, más moderna y quizás ligeramente polémica. Habrá que esperar a 2014 para ver si estos pronósticos se cumplen.