El museo Picasso de Barcelona inaugurará el próximo jueves un edificio dedicado a la investigación, la documentación y las actividades educativas relacionadas con el museo y el arte contemporáneo. Uno de los pisos se destinará para albergar la biblioteca, el archivo y el centro de documentación mientras que, en la planta baja, estarán los espacios destinados a la realización de todas las actividades de tipo educativo y científico (talleres, conferencias, seminarios, másters). El Museo inicia así una nueva etapa en la que la promoción del conocimiento será una de las principales apuestas del centro.