La Fundación Prada presenta su nueva sede en Milán, que abre sus puertas el próximo día 9 de mayo. Se trata de un proyecto arquitectónico desarrollado por el estudio de Rem Koolhaas que combina los siete edificios existentes con tres nuevas estructuras (el podio, el cine y la torre), con más de 18.000 metros cuadrados, la mayor parte para exposiciones. El proyecto final es el resultado de transformar una antigua destilería de 1910, y que acoge ahora, entre otras cosas, un documental realizado expresamente para la apertura por Roman Polanski. El museo abre con una exposición, Serial Classic, que trata la escultura griega y romana clásica comparando la obra conservada en la actualidad con la imagen en su estado original. De la colección permanente de la fundación se exponen también piezas de artistas contemporáneos como Donald Judd, Yves Klein, Jeff Koons, Eva Hesse, y Damien Hirst, entre otros.