El Museo Rufino Tamayo desea optimizar sus fondos por lo que ha decidido que las líneas curatoriales que ha de seguir su programación expositiva debe fomentar sus colecciones a través de las temporales.

Esta decisión curatorial ya se ha puesto en marcha con la inauguración de las muestras Hay más rutas que la nuestra. Las colecciones de Tamayo después de la modernidad, Ciclorama, y Floor of the Forest de la artista Trisha Brown. La primera de estas tres muestras encaja con la nueva postura para el museo que desea enfatizar el interés por el arte propio que se produce en México, retomando las doctrinas de David Alfaro Siqueiros y su “No hay más ruta que la nuestra” pero reformuladas, eso sí, con el talante internacional del museo y de Rufino Tamayo que abogaba por un arte universal por lo que, evidentemente, se seguirá exhibiendo conjuntamente la obra de artistas foráneos y nacionales en pro del conocimiento.

Imagen: Vista del exterior del Museo Tamayo en México DF.