A partir del próximo mes de marzo la TATE Modern de Londres contará con un nuevo espacio expositivo, TATE Live. Una sala que se ubicará en el ciberespacio y es que la institución británica ha decidido sumarse a la aventura virtual iniciada por precedentes de gran éxito y repercusión mediática como el Adobe Museum o la VIP Art Fair. La TATE Modern recibe en su página web un flujo de aproximadamente veinte millones de visitas al año, una ventajosa situación que la institución ha decidido aprovechar lanzando esta nueva plataforma museística. Para ello ha diseñado una programación de un año que se inciará con una intervención ideada por el coreógrafo Jérôme Bel. Él nuevo espacio se ha pensado para acoger performances y espectáculos escenográficos que tendrán lugar adaptándose a los diferentes husos horarios ya que más del 60% de visitas de la web de la TATE proceden del extranjero. La iniciativa virtual del museo británico ha tenido una muy buena acogida: se han programado cinco obras e intervenciones para 2012 pero, sin embargo, la instituación ha conseguido patrocinio económico para los próximos cuatro años.