Ayer se presentaba el Plan Nacional de Acción Cultural Exterior (PACE), un plan que pretende establecer las pautas para la internacionalización de las industrias culturales de nuestro país. Este plan que nace del convenio suscrito en 2009 por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y el Ministerio de Cultura contará también con la labor del Instituto Cervantes y de la recién creada Acción Cultural Española. En la presentación a cargo de las ministras Trinidad Jiménez y Ángeles González-Sinde, se habló de la importancia de fomentar la marca España mediante la difusión del español y la promoción de la cooperación cultural y del turismo cultural con la generación de estrategias de carácter sectorial y regional que se irán perfilando a lo largo del presente año. Este plan que deja las puertas abiertas a la financiación y participación privada, no cuenta con presupuestos propios. Como comentó Carmen Caffarel, directora del instituto Cervantes: “su partida será la suma de los presupuestos que los ministerios implicados destinen a acción cultural en el exterior, lo que generará un resultado que no suma, sino que multiplica”.