Aunque parezca increíble en Bordeaux no hay un centro o museo dedicado al vino como los hay a la cerveza en algunas urbes alemanas y holandesas, pero no será por mucho tiempo. Las rutas enológicas llevan triunfando años en países como Francia y Epaña y ahora la cata de vino, en este caso del vino más famoso de Francia: el de Bordeaux, se podrá compaginar con una vision historica de esta bebida ancestral. Casi tres millones de turistas se prevé que acudan al Centre culturel et touristique du vin (CCTV), nombre provisional, cuyo edificio será realizado por el estudio X-Tu y los interioristas londinenses Casson-Mann que han sido seleccionados entre un total de 113 propuestas. El centro que tiene previsto inaugurarse en 2014 jugará con elementos relacionados con el vino como el color rojo y el uso del cristal y la madera.