El Consejero de Cultura de la Región de Murcia ha declarado en una entrevista reciente que su comunidad hará todo lo posible para preservar los programas culturales y los centros e iniciativas que dependen de su consejería. Murcia ha sufrido un recorte brutal debido a las carencias presupuestarias y ha pasado de contar con unos 140 millones de euros a tener sólo cuarenta. Un recorte del 100% que podría obligar a cerrar centros pioneros y de calidad como La Conservera que, de hecho, ya se ha visto obligada a reducir sus ciclos de exposiciones. Una de las iniciativas emprendidas desde la consejería es enviar cartas a empresas privadas para que colaboren con “microdonaciones” de quinientos euros para hacer un fondo de mantenimiento. Si la iniciativa funciona obtendrían cerca de 500.000 euros, una cifra que contribuiría notablemente a que Murcia pudiera seguir gozando de una buena salud cultural.