Durante muchos años diversos investigadores han intentado recopilar y catalogar todas las obras del Muralismo. Ya, en 1972, el cubano Orlando Suárez publicaba un Inventario del Muralismo Mexicano y ahora, cuatro décadas después, se ha publicado un catálogo razonado en tres volúmenes en los que, por primera vez, se ha reunido información documental y visual de las obras albergadas en esta corriente.
No sólo se recogen piezas de Siqueiros, Orozco y Rivera sino de otros autores considerados menores y por ello mucho menos reconocidos como es el caso de las pintoras Isabel Villaseñor, Marion y Grace Greenwood o Ryah Ludins. Todas las obras aparecen por orden cronológico y constan de una ficha en la que se detallan datos como la ubicación, técnicas, medidas, presencia de firmas, fechas, artistas, ayudantes, historia, contexto, fotos, anécdotas, análisis académico y estado de conservación.

Una publicación fundamental y reveladora que ha sido posible gracias a años de investigación y al esfuerzo conjunto del Fondo de Cultura Económica, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Veracruzana.

Imagen: Vista de las portadas de dos de los tres volúmenes.