El archiconocido artista japonés Takashi Murakami organizó durante el pasado fin de semana una venta especial de algunos de sus trabajos en la sede de su galería Kakai Kiki de Taipei con el objetivo de recaudar fondos para la Cruz Roja japonesa y ayudar así a la reconstrucción de su país natal tras el terremoto y posterior tsunami del pasado mes de marzo. La recaudación total de las obras en venta, pertenecientes a una serie titulada New Day y vendida en lotes de tres piezas, ha alcanzado un total de 459.000 dólares.