Desde 1984 no se celebraba en Madrid una amplia exposición dedicada a uno de los pintores que más ha aportado al arte moderno, Edvard Munch, y es ahora el Museo Thyssen quien ha roto los esquemas. Arquetipos explora la influencia que el artista noruego ha tenido en otros posteriores como Paul Cézanne, Paul Gauguin o Vincent van Gogh. En total nueve secciones en las que se subdivide la exposición, comisariada por Paloma Alarcó, y en las que vemos la constante presencia humana en distintos escenarios como la costa, una habitación o el estudio del artista. La muestra reúne un amplio catálogo de arquetipos emocionales y obsesiones existenciales del hombre contemporáneo, como melancolía, amor, deseo, celos, ansiedad, enfermedad, o muerte. El particular estilo de Munch se plasma en Arquetipos en formas sinuosas y planas, con texturas y técnicas que van desde el grabado a la pintura. La exposición ahonda en la dimensión tanto física como espiritual del artista noruego.

(Edvard Munch. Arquetipos, Museo Thyssen, Madrid. Del 6 de octubre de 2015 al 17 de enero de 2016).

 

Edvard Munch. Madre e hija, 1987.

Edvard Munch. Madre e hija, 1987.

Edvard Munch. Pubertad, 1894.

Edvard Munch. Pubertad, 1894.